Areas de trabajo

nieva logo 

                                                                               

Martes, 07 Julio 2015 15:35

PAMI: PRESTACIONES DEFICIENTES

pami 375x251Por Alejandro Nieva (Auditor General de la Nación)

El Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, también conocido como PAMI, tiene por objeto otorgar a los beneficiarios y su grupo familiar primario, las prestaciones sanitarias y sociales tendientes, principalmente, a la protección de la salud. Estas prestaciones se brindan de acuerdo al  mayor nivel de calidad disponible para todos los beneficiarios, sin dejar de atender las particularidades e idiosincrasia propias de las diversas jurisdicciones provinciales y de las regiones del país.


Este organismo juega un rol central en el sistema de salud en nuestro país y las prestaciones que brinda son consideradas servicios de interés público, de allí su relevancia.

Desde la AGN aprobamos un informe que engloba los años 2011/ 2012 sobre las prestaciones brindadas por el PAMI en el marco del programa social, PROMOCIÓN DEL BIENESTAR DE LOS MAYORES, PRO-BIENESTAR.

El programa fue creado en 1992 con el propósito de elevar la calidad de vida y el bienestar de los afiliados, en particular de aquellos en situación de desamparo. El principal objetivo fue propiciar asistencia alimentaria, por esto se dispuso otorgar un Beneficio de Complemento Alimentario que impacte en la dieta de los afiliados que se encuentren en una situación socio-económica crítica.

Entre los hallazgos más relevantes de la AGN se destaca que el importe acreditado mensualmente a los beneficiarios, para la compra de productos frescos no se actualiza desde el año 2007, por lo que el poder de compra ha disminuido significativamente. Con la suma de $ 15, a valores del mes de julio del año 2007, se adquirían: 500 grs. de queso cremón familiar, 2 kgs. de pollo de campo y 6 unidades de huevos blancos. Por su parte, a valores del año 2012 la referida suma de $ 15 permitía adquirir: 178 grs. de queso cremón familiar, 711 grs. de pollo de campo y 2 unidades de huevos blancos, conforme precios del Mercado Central de Buenos Aires a abril de 2012. Claramente la eficacia del programa se encuentra afectada por la desactualización frente a la inflación. Por otro lado se observó que en las fichas individuales de los beneficiarios no se registraron los datos relativos a la evaluación nutricional en el momento del ingreso al programa.

Es muy importante subrayar que existen importantes falencias administrativas y operativas en Centros de Jubilados y Pensionados, donde detectamos la falta de exhibición de habilitación municipal, deficiencias edilicias como humedad, falta de pintura en las paredes y cielorrasos, ausencia de rampas para discapacitados y señalización de emergencia. El bolsón pesa 8 kilos y sumado a esto la bolsa en la que se entregan los alimentos es de polietileno y sin manijas, aumentando la dificultad de su traslado. No se cuenta con información relativa al número de afiliados, con su correspondiente padrón, que están en condiciones de recibir el Beneficio de Complemento Alimentario a fines de determinar el porcentaje de cobertura efectiva. Además el PAMI carece de información respecto si los Centros de Jubilados y Pensionados cuentan con los controles pertinentes de la autoridad sanitaria jurisdiccional correspondiente.

Por último se destaca la observación sobre el PROGRAMA PRO-BIENESTAR, el cual carece de un plan estratégico donde se definan los resultados esperados a fin de permitir su posterior evaluación.

Sin embargo, los problemas en el PAMI no se limitan a los recientes hallazgos de la AGN, a principios de este año avizoramos situaciones alarmantes que pusieron en riesgo la continuidad de las prestaciones que provee el PAMI en la Provincia de Jujuy. Además también se denunciaba la existencia de altos montos de deudas pendiente de pago por parte del PAMI con los profesionales de la salud.

Hasta aquí el escenario que se nos presenta parece estar plagado de acciones que continúan socavando el acceso a las prestaciones y, como consecuencia, a la salud de nuestros mayores.

Estoy convencido que para avanzar en una mejor gestión de estas prestaciones debemos determinar en donde se hallan los problemas que requieren ser saneados, sólo así podremos optimizar el funcionamiento del PAMI.
 

Newsletter

Para suscribirse al Newsletter envíe un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

Contáctenos

Centro de Estudios Sociales y Políticos (CESyP)

(54-388) 423 6132

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.